MiMoriarty

Trucos de diseño para diseñar como locos

Cuánto cobro y cómo entrego el trabajo?

Una pregunta que necesariamente nos hacemos al realizar nuestros primeros trabajos remunerados es ¿Cuánto cobro? Y qué mejor que preguntarle a los que saben. Esto fue lo que hizo Noemí Rivera en Linkedin, y dio paso a un debate muy interesante que traigo para todos los que se hagan esta misma pregunta. El debate se dividió en dos ramas: cuanto debo cobrar y cómo entrego el trabajo.

Sobre cuánto debo cobrar, José Luis Cruz dijo:

Depende de varios factores. Entre los colegas mexicanos decimos que “la pedrada es según el tamaño del sapo”. Si es renacuajo, se cobra poco; si es sapito, se cobra regular; si es sapo, lo normal; y si es sapote, pues… mucho.😄
El mínimo que vayas a cobrar, siempre debe ser superior a tus gastos; y lo que se cobra normalmente, es igual a tus gastos más tus gustos y tus gestos (o sea, cuando duele la pancita). Y hay que procurarse clientes muy pudientes ocasionalmente, para ahorrar para ese software de diseño que tanto cuesta (y esa Mac que estás deseando ahora mismo)…
Una cifra exacta no hay; pero siempre es recomendable (y a modo enfático) NUNCA REGALAR TU TRABAJO: aunque sea para una ONG o un hospicio. En esos casos, hay que cobrar algo simbólico y que te permita solventar los gastos existenciales (alimentos y transporte, principalmente), porque sigues siendo un ser vivo y, a menos de que tengas la dicha de contar con recursos ilimitados, necesitas dinero para seguir haciendo una vida.

Abdón Jordá dijo:

Esto de los precios de logotipos, a mi parecer, es un poco confuso. Hay gente que los hace todos al mismo precio. Hay otros dissenyadores con nombre, que si les pides un logotipo ya sabes que el precio va a ser alto, o muy alto. Así, que yo siempre miro otros factores. Es decir, que empresa me lo encarga, con que pressupuesto cuenta, son empresas estatales, multinacionales o simplemente es un restaurante de tu ciudad.
Por otro lado te dejo este link, que no se si te servirà de mucho, però como referencia puede estar bién.

http://www.miguelvagalume.com/?page_id=655

Pero la parte más interesante del debate fue sobre cómo se entregan los trabajos, pues algunos piensan que es mejor tener “agarrado” al cliente y otros creen que no es ético hacer esto.

María Maza dijo:

Cobres lo que cobres, la mitad por adelantado. Lo entregues como lo entregues, que no lo puedan editar.

A lo que Mario Odriozola (en lo que puede ser considerada una clase magistral, no por lo largo, sino por lo interesante) contestó:

Yo te comento el proceso que sigo una vez aprobado el diseño por el cliente.
1.- Copia de seguridad de todo (es una perogrullada, pero es mejor tenerla y no necesitarla que necesitarla y no tenerla)
2.- Yo trabajo en Illustrator. En las útlimas fases del diseño, me preocupo de que los colores sean CMYK (o tintas planas, según el encargo). Nunca dejo las fuentes sin trazar. Además, una vez trazadas, las “personalizo”. Hay que garantizar las correspondencias de color y tenerlas bajo control. Incrusto los perfiles necesarios.
3.- Según la petición del cliente, hago las versiones finales (sólo imagotipo, diferentes posiciones, monocromos, etc…)
4.- NO hago manual de identidad. Me parece interesante tener claro que el diseño de un logotipo no es la creación de un manual de identidad corporativa. Hay mucho aprovechado que te sale con este tema una vez que ya cerraste el presupuesto y tienes el logo listo.
5.-Entrego el arte final en Illustrator en un par de versiones (CS4 y CS, p.ej.) y unas rasterizaciones a jpg, para que se pueda visualizar en programas no profesionales y enviar por correo, etc…
6.- Mientras dura el trabajo, mando las visualizaciones para el cliente en pdf. Siempre configuro para que no sea editable en Illustrator, porque me conozco el percal y hay mucho listo que agarra el Illustrator se lo pasa a otro diseñador para que se lo modifique (p.ej. su sobrino) y no vuelves a saber nada de él. Tu trabajo queda sin retribución y pierdes el cliente.
7.- Para mí, la manera de calcular el precio es tener claro lo que vale una hora de tu tiempo. No seas generosa, sé profesional. El nuestro es un trabajo especializado y debe pagarse como tal. Una vez lo dilucides, piensa detenidamente cuánto tiempo te va a costar hacer el logo (esto se afina con la experiencia, claro). Cuando tengas la cifra, multiplícala por 1,5 ó 2. SIEMPRE te van a volver loca con cambios u “opiniones especializadas”. Esto es especialmente crítico en el caso de que el cliente sea una empresa grande, en la que, seguramente, habrá mucho jefe y poco indio. Todos opinarán y te marearán en una cascada interminable de pequeñas correcciones que arruinarán la rentabilidad de tu trabajo.
8.- Si trabajas para alguien de tu confianza, o es un cliente nuevo que tiene pinta de encargar más, dale un descuento Y HÁZSELO SABER.
9.- Si sale una cantidad de horas disparatada, no hay más remedio que hacer una cantidad unitaria. No es malo fijarse un tope.
10.- en el caso de trabajos largos (catálogos, libros, etc…) cúbrete bien estimando lo que te costará en horas la inevitable avalancha de cambios y el siempre imprevisible arte final.
ANEXO: Ni que decir tiene que los gastos corren por cuenta del cliente. No cargues a tu cartera soportes impresos de pruebas (suelen ser caros) ni soportes de grabación o de entrega del trabajo.

Ariel Alejandro Karlen hizo un aporte interesante:

…el tema de la mitad por adelantado es mas que perfecto. Anque si discrepo 100% en el tema de la entrega. Si entregas un logtipo se lo debes entregar en todos los formatos que el cliente va a utilizar, en curvas, jpg, etc. No creas que lo tendras agarrado solamente porque el pueda necesitar una modificacion del logo, la fidelizacion del cliente se logra con Calidad y Responsabilidad.

Y finalmente Mario Ordiozola:

Ariel tiene razón: los clientes se fidelizan con calidad y responsabilidad, y no hay que creerse que los tienes agarrados solamente porque puedan necesitar una modificacion del logo. Pero ojo. Tampoco hay que dejar que ellos te agarren a tí. Hay que delimitar muy bien cuál es el trabajo requerido (via presupuesto) y dejarlo perfectamente claro con el cliente. No hay que entregar de menos, pero tampoco hay que entregar de más. No puede uno quedarse ligado a un trabajo que se eterniza a base de “pequeños añadidos” que no se cobran. No sé a los demás, pero por aquí, nadie regala nada. Así que yo tampoco lo hago, a no ser que el cliente lo valga. Además, dejarse manipular da una imagen de poca profesionalidad. Creo yo.
No se trata de ser un roñoso o de intentar controlar a otras personas. Se trata de una relación comercial que debe funcionar bajo parámetros objetivos.

Creo que estos debates son muy útiles, porque temas prácticos cómo estos no los enseñan en la Universidad, al menos a mi no me lo enseñaron. Para ver el debate completo aquí. Si tienes algo más que aportar, para eso están los comentarios.

About oxanacerra

Cubana, madre, Diseñadora....

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on November 19, 2009 by in Consejos and tagged .

Top Rated

November 2009
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
%d bloggers like this: