MiMoriarty

Trucos de diseño para diseñar como locos

Incrustar imágenes en Indesign

Algunos diseñadores tienen la costumbre de incrustar imágenes dentro de sus documentos de Indesign. Hay casos en los que se hace por pereza o descuido, y, en ocasiones, premeditadamente con el objetivo de evitar que las imágenes se extravíen en un proceso posterior.

El primer método para incrustar imágenes consiste en insertarlas en el documento de Indesign a través del portapapeles, es decir, por el método de seleccionar, cortar, pegar. Al seleccionar la imagen posteriormente dentro de la mesa de trabajo y la ventana de vínculos no muestra ningún tipo de información al respecto de la misma puesto que no se incluyó a través de la función Colocar.

Aunque es posible incrustar bitmaps o vectores dentro de un documento de Indesign por medio del portapapeles, y además puede resultar muy cómodo, os recomiendo no utilizar nunca está opción

La segunda opción consiste en seleccionar la opción Vínculos>Incrustar vínculo. El vínculo al documento original queda ‘congelado’, es decir, el documento de Indesign recuerda la ruta del vínculo original pero ya no chequea su estado ni lo copiará en la carpeta de vínculos si la opción correspondiente está habilitada en el menú Empaquetar. Toda la información del vínculo, tal y cual era antes de incrustarlo se verá reflejada en la ventana de vínculos. Como podéis ver en la imagen a continuación, el nombre del documento de imagen muestra un indicador especificando que se ha incrustado.

En ambos casos Indesign copia la imagen dentro del documento con la salvedad de que en el segundo caso la imagen queda almacenada con todos sus datos originales. Por lo cual, sólo esta opción permite desincrustar los documentos de imagen por medio de la opción Vínculos>Vínculo no incrustado. Si el vínculo original está disponible en su ubicación será posible actualizar la información, si no, Indesign solicitará una ruta en la que creará el documento de imagen contenido en la maqueta.

¿Qué utilidad tiene esto? Como se comenta al principio de la publicación, incrustar imágenes evita tener que empaquetarlas externamente.

¿Desventajas? El aumento de peso del documento .indd puede que algunos equipos se atraganten a la hora de editarlo, imprimirlo, procesar con Distiller o el motor de PDF interno, etc… Si hay que modificar posteriormente alguna imagen será necesario desincrustarlas primero, cosa que puede o no ser posible dependiendo del método utilizado a la hora de incrustarla.

Si se utilizó el portapapeles la única forma de recuperar la imagen es vaciar del todo la maqueta, poner la imagen al cien por cien e imprimir un PDF. De esta forma, al menos, se podrá recuperar la imagen.

Siempre debéis tener en cuenta que cualquier cosa que no sea recuperar el vínculo original implica una pérdida sustancial de información en el documento de imagen resultante

Incrustar imágenes no es una técnica ni muy extendida ni muy conocida, por tanto, si vuestros documentos van a ser utilizados por terceras personas debéis ser muy prudentes y valorar detenidamente si merece la pena emplearla.

A&8s

About mimoriarty

Diseñador gráfico multidisciplinar; me gustaría trabajar y compartir experiencias con diseñadores de todo el mundo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on March 3, 2012 by in Conocimientos, Consejos, Trucos de diseño and tagged .

Top Rated

March 2012
M T W T F S S
« Feb   Apr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
%d bloggers like this: